Bienvenidos a este espacio donde mis obras de arte dan cuenta de un tiempo, una construcción, un discurso, un contexto y sobre todo de una necesidad ininteligible de aprehender algo de luz para seguir avanzado por el túnel sombrío de la existencia...




.

Machirí en equilibrio

Machirí en equilibrio
Escultura emplazada en la Av. Marginal del Torbes en la redoma de Puente Real. Como parte del proyecto "San Cristóbal Escultórica" impulsado por la Gobernación del Estado Táchira y desarrollado por Corpointa. Inaugurada en diciembre de 2014. Autor: Oscuraldo / Técnica: hierro, piedras y cemento / Medidas: 450 x 240 x 111 cm

Machirí en equilibrio

Machirí en equilibrio
Av.Marginal del Torbes. Redoma de Puente Real

martes, 19 de octubre de 2010

UN ENCUENTRO MUNDIAL DE ARTE CORPORAL

Hace poco, fui invitado a un encuentro mundial de arte corporal, se desarrolló a finales de la primera década de este siglo, en la ciudad de Caracas. Este tipo de encuentros supone la confluencia de personas bastante extrañas, no es que ellas sean extrañas en si mismas, salvando las excepciones, sino que su oficio es, precisamente, hacer que las personas se vean y se sientan extrañas, es decir que se dedican a la "Extrañidad".
"La Extrañidad" es un concepto bastante común en las sociedades actuales, tan, pero tan común que pasa desapercibido o peor aún se le tiene por común, el ser social se ha dedicado tanto al absurdo y a las incoherencias que cree que el sistema societario donde vive es lógico y coherente cuando es de una incongruencia inconmensurable, al punto de tener que generar expresiones artísticas como el arte corporal en donde los artistas hacen un gran esfuerzo por hacer de un cuerpo común uno no común en busca de sacudir el ya mencionado aletargamiento, pero en estos eventos se ha evidenciado que los artistas y el arte corporal no logran en absoluto sacudir el árbol y menos aún tumbar los frutos, ya que el público aletargado en lugar de horrorizarse con tales creaciones se regocija en ellas e incluso las aplaude, es entonces cuando los artistas de la "Extrañidad" nos preguntamos ¿Qué está pasando con nuestro arte? ¿Cuál será la extrañidad requerida? ¿Acaso lo único que hemos hecho es cambiar el lienzo por el cuerpo? ¿No basta con ver en el otro deformado o transformado nuestra propia deformidad? ¿Somos contribuyentes de un caos demencial?...respecto a esta última pregunta, la lógica dice que un clavo saca otro clavo, un virus se elimina con otro virus y el supuesto es que el caos demencial puede combatirse con más caos demencial, en esa medida los artistas que transformamos cuerpos humanos en otras cosas, al impregnar cuerpos de nuevas semánticas o resemantizarlos por la confluencia de símbolos, deberíamos producir el shock anhelado...
a veces me pregunto si esa sola pretensión no me hace culpable, en gran medida, de tanta demencia...no digo que la demencia sea mala o buena, no es mi intención hacer del arte un hecho maniqueista, es sólo que un día de estos veremos en el espejo al ser que hemos deformado durante siglos y creeremos que somos él.

miércoles, 8 de septiembre de 2010

UN COMENTARIO

En una exposición de arte contemporáneo, un espectador se acercó al artista expositor y escuchó que alguien le hacia el siguiente comentario:

-tu trabajo no me dice nada, tendrías que abrir los ojos y ver lo que están haciendo en otras partes del mundo, los imaginarios que propones los presentas poco argumentados y se levantan sobre una base política que evade en gran medida la posibilidad de democratización de la idea en torno al contexto social, esquivando el tema primordial y coaccionando la posibilidad de reflexión alrededor de las relaciones identitatarias que la podrían validar. Ciertamente lo formal puede estar sólido pero eso desde una perspectiva actual no interesa tanto como lo que subyace bajo ese discurso levemente planteado que reconozco; tiene, o mejor dicho; puede desembocar en una problemática sustancial con imbricaciones políticas atractivas, sin embargo estás bastante alejado de una solución de este tipo y lo que muestras se ve subjetivado por formalismos que generan ambiguación en lo que a la idea central se refiere, como te decía antes; el enfoque del asunto se esfuma con demasiada prontitud cuando podría o debería alcanzar lecturas más extensas e intrincadas sin que por ello tengas que recurrir a un hermetismo exagerado de esos donde nadie sabe de que se trata nada. Es claro que la dirección está bien demarcada y el camino es válido pero te repito que le hace falta mucho, te puedo recomendar algunos textos y autores que pueden ser de gran ayuda...

El espectador esperó a que esta persona se fuera, se acercó al artista y le dijo:
me gustó mucho su trabajo aunque no lo entiendo del todo.

lunes, 16 de agosto de 2010

CUADRO NEGRO

El otro día fui a una exposición de pintura, se trataba de un artista contemporáneo del interior del país, venía de una lejana provincia, tan lejana que muchos ni siquiera sabían que era parte de nuestro mapa. A estas exposiciones de provincia uno suele ir más por solidaridad que en busca de algo interesante, porque hay la miserable creencia de que el buen arte sólo se gesta en los grandes centros urbanos, en una época remota ese pensamiento se hubiese podido justificar, pero desde la aparición de internet...bueno...hay que ser muy tapado para seguir pensando de esa manera. Llegué a la galería y el sitio estaba vacio (me refiero a gente) era todo para mi sólo y eso me encanta, pues puedo tomarme el tiempo y el silencio necesario para abrirme. Durante el recorrido , cuadro a cuadro, me detuve en uno particularmente oscuro, estaba hecho con muchos matices de negro pero los cambios eran casi imperceptibles, era una mancha negruzca densa y aparentemente carente de sentido, una lectura rápida erraría al decir que se trataba de gestualismo, o informalismo... o mero formalismo, o expresionismo abstracto, o abstracción pura, o quizá colorismo...¡NO! esto era otra cosa. Aprovechando que el lugar estaba solo decidí palpar la superficie con mis manos, cerré los ojos y la recorrí suavemente, de pronto sentí algo que sobresalía, como un pezón, abrí los ojos y me concentré en ese detalle, me aseguré de que seguía solo y hundí aquel abultamiento, entonces sonó un timbre, y una voz de detrás del cuadro me preguntó: ¿quien es?, no se por qué motivo o razón me dio por responder: la vieja Inés. Acto seguido salí corriendo sintiéndome como el niño aquel...lo cierto es que aunque yo reaccionara con gracia fue una experiencia muy macabra. Volví a la galería unos días después para indagar más en el asunto pero al entrar vi que ya habían desmontado aquella muestra y ahora mostraban a un artista medio conceptual, de esos que colocan escritos y letras en lugar de cuadros, en la pared donde antes estaba aquel cuadro negro, se podía leer un texto que decía; "los caminos del señor son inescrutables", entonces corrí a la recepción para pedir un catálogo de la exposición anterior y me dijeron de forma sepulcral: lo lamentamos pero no se hizo por falta de presupuesto.

jueves, 24 de junio de 2010

ARTE CORPORAL - Dialogo del artista con una extraña piel

Comenzaba a recibir, mas a menudo, invitaciones para realizar trabajos de pintura corporal, al público le parecía algo bien recreativo y de un voyeurismo refinado, y a los artistas les parecía lo mismo que al público, sólo que ellos entraban con ventaja porque estaban en primera fila. En una de esas oportunidades, mientras pintaba a una taciturna modelo, escuché que esta me preguntaba algo que no entendí muy bien... hice un ruido cualquiera como respuesta pues necesitaba terminar con los detalles que en ese momento me ocupaban, la miré a los ojos y vi que seguía tan callada...como si no hubiese preguntado nada, proseguí y volví a escuchar su voz... fue extraño porque su voz no era la misma que había oído hacía un rato, sinceramente era una voz que no se ajustaba a su emisor, sin embargo me pareció interesante porque se ajustaba perfectamente al trabajo que estaba realizando, y mientras seguía coloreando sus poros, tuve el siguiente diálogo con ella:
el artista:-¿por qué de pronto te vuelves tan conversadora?
ella:- es porque el trabajo está avanzado al punto en que yo ya puedo hablar
-lo dices como si quisieras saber algo
-ciertamente tu como artista no estás al tanto de muchos detalles que conciernen a mi corta existencia y que definitivamente son tu responsabilidad
-yo sólo ejecuto una acción en función de una idea que porta un discurso y a su vez propone una estética
-se que sabes de mi condición efímera, pero de mi auténtica muerte estas tan lejos...
-eso suena funesto y dudo que este sea un asunto trágico, deberías asumirlo como una celebración, en definitiva las fotos quedan y serás en ellas...no?
-no es lo mismo, cometes el error de los historiadores, das demasiada importancia a la narración y te olvidas del aire que supone cada poro...
-pero no eres piel... eres pintura
-sigues errando en tu apreciación, ni soy pintura, ni soy idea, ni soy discurso, ni soy estética, aunque todo eso me constituya...soy piel...una piel otra
-pero...la piel es de ella, ella se presta para este acontecimiento, ella es lo que es aunque quede por un momento disfrazada de otra cosa...
- adviertes aspectos importantes; el acontecimiento, es decir, mi nacimiento, ella sólo es modelo, es mansuetud, en gran medida impavidez, bella como las estatuas de mármol de la antigüedad, es medio o canal, vaso comunicante, la pontificia...pero...el disfraz, ese es el que cuenta, ese soy yo, es la realidad en tránsito.
- hablas como el maquillaje del payaso, creo que esto es otra cosa...
- ¿mentas a mis parientes y no te reconoces como mi propia familia?
-no doy con tu punto, se ha vuelto un abismo para mi y ya va siendo hora de la inauguración, creo que no podremos seguir este diálogo y es lamentable para mi pues dejas un terreno anegado de dudas e interrogantes...
-me despido entonces con la prestancia de un poro , pero recuerda que la piel que soy, conforma un cuerpo artístico que habita como un lampo en los laberintos de la memoria, donde las realidades palidecen de miedo y los artistas caducan mentalmente.

viernes, 21 de mayo de 2010

Oleusbus

Oleusbus
vista general de la exposición / Museo del Táchira / Octubre-noviembre 2013

Oleusbus

Oleusbus
Vista general de la exposición / Museo del Táchira / Octubre-noviembre 2013