Bienvenidos a este espacio donde mis obras de arte dan cuenta de un tiempo, una construcción, un discurso, un contexto y sobre todo de una necesidad ininteligible de aprehender algo de luz para seguir avanzado por el túnel sombrío de la existencia...




.

Machirí en equilibrio

Machirí en equilibrio
Escultura emplazada en la Av. Marginal del Torbes en la redoma de Puente Real. Como parte del proyecto "San Cristóbal Escultórica" impulsado por la Gobernación del Estado Táchira y desarrollado por Corpointa. Inaugurada en diciembre de 2014. Autor: Oscuraldo / Técnica: hierro, piedras y cemento / Medidas: 450 x 240 x 111 cm

Machirí en equilibrio

Machirí en equilibrio
Av.Marginal del Torbes. Redoma de Puente Real

jueves, 3 de marzo de 2011

¿DIBUJAR O DESDIBUJAR?

Pensando en los procesos que forman parte de la creación de una obra de arte, me detuve a pensar en el dibujo y lo vi grande, incluso más que los otros procesos , y empecé a sentir que era el eje central sobre el que pivota la creación artística…inmediatamente pensé si habría obras que prescindieran del dibujo y lo primero que vino a mi mente fueron los expresionistas abstractos y los gestualistas que no planificaban , que sólo vertían sin prever, luego deduje que el dibujo no es mera planificación ni mero proceso, ciertamente en las artes académicas era, metodológicamente hablando, el primer paso; el boceto, pero eso ha cambiado, la academia no sólo lo convirtió en el inicio del proceso de donde deriva todo diseño sino que siempre, desde el principio de los tiempos fue un fin en si mismo, y vinieron a mi mente los petroglifos de mis ancestros aborígenes y de cómo dibujaban cosmogonías que hoy aún resultan indescifrables como si nos hubiésemos analfabetizado…y es que escribir supone un dibujar. Pero cuando se dibuja un boceto o se diseña dibujando la racionalidad pareciera ser la constante, busqué antagonismo y recordé la escritura automática de los surrealistas y de como algo se volvía dibujo sin ser planeado , me remonté a los dripping de Pollock que generaban un dibujo enmarañado pero que a su vez era pintura, entonces ya no vi con claridad los límites entre dibujar y pintar…en ese momento comenzó a llover y observé el impacto de las gotas contra el suelo donde el resultado suele ser un dibujo, también recordé que cuando despierto en medio de la noche busco con desespero entre las sombras una línea reconocible; la de la puerta, de la cama, de mis manos, y es como si en ese reconocimiento fuera dibujando la realidad, parece obvio pero nuestra realidad es dibujable toda, lo que no se pueda dibujar quizá no sea de nuestra realidad y en ese proceso de dibujar generando realidades hemos dibujado hasta los sonidos para hacerlos nuestros, aunque esa idea de pertenencia es imperfectamente humana pues el hombre a través del arte ha dibujado otras realidades y no por eso le pertenecen, aunque también es cierto que son realidades derivadas de nuestra realidad, sin embargo el dibujo juega un papel crucial para asir estas supuestas otras realidades. Un niño primero dibuja luego colorea y en ello ¿sigue alguna metodología? aunque pensándolo bien creo que cuando un niño rellena una hoja de líneas de colores no hace distinción entre dibujo y pintura, quizá sea un error separar el dibujar del pintar o del moldear, esculpir, tallar, ensamblar, instalar…pero el dibujo como esqueleto de cualquier idea supone lo que subyace de forma inalienable, una segunda instancia en la materialización de la idea, entendiendo como primera los procesos químicos y eléctricos que se generan en el cerebro… entonces comencé a verle dibujo a todo lo que me rodeaba; el piso, las paredes, la casa, la ciudad, el cielo, el planeta, las constelaciones… recordé varios autorretratos y me sentí dibujo, pensé que incluso un ciego tendría que dibujar a través del tacto la realidad, en esa línea de pensamiento supuse que lo que no puede ser dibujado no existe, es como si para diferenciar una cosa de otra nos viésemos obligados a delimitarlo con un contorno, ¡¡las malditas fronteras!!...pero creemos que definimos al universo en una cruzada por lo concreto, donde la gran arma es el dibujo pero todo lo que hemos dibujado sufre de anamorfosis, un miedo absoluto a las desvanecencias, a las fluctuaciones, al desdibujamiento que no es sinónimo de la nada… entonces me visualicé en una realidad donde los dibujos no existían, ¡¡nada tenía dibujo!! Y vi como me deshacía, el entorno también se deshacía, yo me volvía parte de todo, ya no había un yo, no habían cosas en plural, sólo había todo en singular, no habían colores, sólo color, era una oscuridad hermosa, densa e inconmensurable como nunca la había soñado.

Oleusbus

Oleusbus
vista general de la exposición / Museo del Táchira / Octubre-noviembre 2013

Oleusbus

Oleusbus
Vista general de la exposición / Museo del Táchira / Octubre-noviembre 2013