Bienvenidos a este espacio donde mis obras de arte dan cuenta de un tiempo, una construcción, un discurso, un contexto y sobre todo de una necesidad ininteligible de aprehender algo de luz para seguir avanzado por el túnel sombrío de la existencia...




.

Machirí en equilibrio

Machirí en equilibrio
Escultura emplazada en la Av. Marginal del Torbes en la redoma de Puente Real. Como parte del proyecto "San Cristóbal Escultórica" impulsado por la Gobernación del Estado Táchira y desarrollado por Corpointa. Inaugurada en diciembre de 2014. Autor: Oscuraldo / Técnica: hierro, piedras y cemento / Medidas: 450 x 240 x 111 cm

Machirí en equilibrio

Machirí en equilibrio
Av.Marginal del Torbes. Redoma de Puente Real

lunes, 29 de abril de 2013

Conéctate y convive 2013, un desconectarse para vivir

Creo que participar en un evento debe conllevar a una reflexión, y es que en la participación debe haber un sentido profundo, para ser consecuente con esa idea quiero hacer una apreciación general del Conéctate y convive, con miras a discurrir o reflexionar sobre lo que hacemos, así que disertaré sobre los aspectos, a mi juicio, más interesantes de esta edición: -Que en el primer día la lluvia hubiese decidido apoderarse del espectáculo no debería ser considerado un contratiempo (aunque lo sea) y menos cuando el evento está concebido al aire libre, si bien la programación fue desbaratada y la organización tuvo que hacer malabares para cumplir la pauta, estamos obligados a entender al planeta, por ello diré que la lluvia dio un concierto magistral y fomentó el convivir bajo los ínfimos techos y más importante aún propició la conexión con el planeta que es definitivamente la conexión fundamental para que pensemos en esa ridícula frontera que hemos trazado entre el planeta y nosotros, así que los aplausos del miércoles se los dedico al aguacero. -Los módulos de exposición que sirvieron para las diversas expresiones plásticas (grafiti, pintura, instalación, fotografía, etc.) constituyen un gran esfuerzo de la organización por dignificar y mejorar los espacios expositivos para las artes, ciertamente pasaron por una prueba de fuego, más bien de agua, y no salieron tan ilesos, habrá que afinarlos, pero el formato es amplio, la disposición espacial estratégica y los materiales de buena calidad, es cuestión de algunos ajustes, pero como artista plástico reconozco el compromiso que esos módulos significaron. Son en definitiva una ganancia y una fortaleza para futuras ediciones. -Hay que subrayar y poner en mayúscula el asunto temático, es decir: LA FRONTERA, en esta oportunidad enfocada hacia los niños, niñas y adultos mayores. A diferencia de la edición anterior donde el tema también era la frontera, esta vez se sintió reflejado en las obras, incluso a nivel musical puesto que algunas bandas e intérpretes asumieron el compromiso, esto desembocó en un arte más auténtico y vital. Comenzamos a vernos y a escucharnos a nosotros mismos, dejamos de andar persiguiendo imaginarios foráneos para zambullirnos en nuestro contexto. Cuan necesario y fundamental resulta caminar nuestro vecindario. Este es el aspecto que más aplaudo de esta edición. -La diversidad fue conquistada. En total consonancia con la definición de Festival Interdisciplinario, vimos como un recital de piano puede programarse con una banda de trash-metal o danzas nacionalistas con punk rock, suena disparatado, sabe a arroz con mango… ¿Y?... ¿Por qué no? ¿De qué diversidad hablamos si el arte no se permite esas libertades? Las críticas al evento no faltarán y definitivamente no están de más, pero en nuestro contexto regional lo que sí está claro es que un espacio como este en el que confluyen diversas disciplinas artísticas y donde varias generaciones pueden expresarse es un espacio necesario y vital para un proyecto de ciudad. -Por último es loable ver como se abrió paso en medio del convulso ambiente político nacional. Durante cuatro días no supe de esa realidad en la que los juegos de poder nos involucran, de ese entramado de tergiversaciones, de dimes y diretes, de divisionismos estúpidos o ideales que me alejan de ese otro que es mi compatriota. Cuatro días de vivir y respirar arte, de compartir opiniones sensibles, hablar y escuchar de colores, formas, sonidos y lluvias. Que no se malentienda, hay compromiso y hay posición política, se trata de un ideal único regido por la libertad y la tolerancia y mediado por el arte. Se hizo evidente que la realidad que vivimos es definitivamente la que construimos y el Conéctate y convive abrió ese paréntesis, ese vórtice a través del cual podemos acceder a una realidad más auténtica y profunda. Aunque suene paradójico nos desconectamos de la “realidad” para vivir otra realidad: La que soñamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Oleusbus

Oleusbus
vista general de la exposición / Museo del Táchira / Octubre-noviembre 2013

Oleusbus

Oleusbus
Vista general de la exposición / Museo del Táchira / Octubre-noviembre 2013